Homilía 24 septiembre 2022. Ordenación de Diáconos