Búsquedas
jueves 31 de julio de 2008 
EL ANTIGUO MONASTERIO DE “FONS SALUTIS” DE ALGEMESI, ADQUIRIDO POR LA PARROQUIA DE MARIA AUXILIADORA PARA USOS PASTORALES
Esta mañana ha tenido lugar la firma de la compra, en Palacio Arzobispal
La parroquia María Auxiliadora de la localidad valenciana de Algemesí ha adquirido el antiguo monasterio cisterciense “Fons Salutis” ubicado en el mismo término municipal, para la realización de actividades pastorales y arciprestales y la instalación de dependencias parroquiales.

El acuerdo de compra ha sido firmado esta mañana, en Palacio Arzobispal, por el párroco, Avelino Castells, y religiosas representantes de la congregación de Monasterios Cistercienses, a la que pertenece el extinguido monasterio “Fons Salutis”, en un acto que ha presidido el cardenal arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco.

El edificio conventual, que fue monasterio cisterciense de 1927 a 1999, está ubicado en la calle Ronda del Calvari, 14, muy próximo a la parroquia María Auxiliadora, y albergará próximamente las diversas dependencias de la parroquia, que también cuenta con un colegio diocesano con cerca de 400 alumnos.

Asimismo, el antiguo monasterio acogerá los diversos grupos parroquiales de María Auxiliadora, entre ellos, de jóvenes, matrimonios, catequistas y de Cáritas “dado el cada vez mayor número de actividades pastorales y sociales que son impulsadas por los mismos feligreses así como el incremento en las actividades caritativas del arciprestazgo”, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el párroco.

De igual forma, está previsto que se traslade al monasterio la comunidad de religiosas que reside en Algemesí perteneciente a la congregación Misioneras Catequistas.


Antecedentes del monasterio

El monasterio de “Fons Salutis” fue erigido tras la donación en 1906 por una vecina de Valencia de dos fincas rústicas, ubicadas en Algemesí, al monasterio cisterciense de Santa María de Gratia Dei, que entonces tenía sede en Valencia y actualmente se ubica en Benaguacil, con la condición de que se edificara en ellas un monasterio dentro del plazo de 50 años.

De esta manera, fue construido el convento y quedó erigido en octubre de 1927 con la denominación de “Fons Salutis”. Desde entonces, y hasta su extinción en junio de 1999 por decreto de la Congregación de Religiosos, el monasterio ha sido sede de comunidades religiosas de vida contemplativa.

Tras su cierre, el monasterio de “Fons Salutis” dependía de la congregación de Monasterios Cistercienses de San Bernardo, con sede en el monasterio de Santa María la Real de las Huelgas (Burgos), en el que se integraron también las monjas procedentes del monasterio de Algemesí.

Por ello, en la firma de esta mañana en Palacio Arzobispal, han estado presentes la abadesa presidenta de la Congregación de Monasterios de Monjas Cistercienses de San Bernardo, María Jesús Fernández; la abadesa del monasterio Gratia Dei, María Encarnación Lluch; y el párroco de María Auxiliadora, Avelino Castells, junto al cardenal arzobispo de Valencia. (AVAN) 31/7/08 (17.15)