Hoy es martes 23 de mayo de 2017
Menú
Inicio / La Archidiócesis / Episcopologio
Buscar
Listado por Épocas:
Listado cronológico:

Fr. Joaquín Company Soler, O.F.M. (1800-1813)
(1800-1813)
Al franciscano Joaquín Company Soler le tocó vivir como arzobispo de Valencia la crítica situación creada por la ocupación de los franceses en 1808 y la Guerra de la Independencia.

La prudencia del Arzobispo, su inteligencia y buen sentido, y su solidaridad con el pueblo hizo que no se produjeran mayores males de los que hubo.

Nació en el pueblo de Penáguila, diócesis de Valencia y provincia de Alicante, el 3 de enero de 1732. A los 15 años, el 14 de enero de 1737, ingresó como religioso en el convento de San Francisco de Valencia, haciendo la profesión religiosa al año siguiente.

Cursados los estudios de filosofía y teología, a los 23 años, ocupó la cátedra de artes, y luego de teología moral y escolástica para enseñar a los religiosos de su Orden.

Fue guardián, definidor provincial y ministro provincial. En 1782 fue nombrado definidor general y diez años después, el 15 de mayo dc 1792, el Papa Pío Vilo promovió al generalato de la orden franciscana.

Al ser beatificado en 1786 el franciscano valenciano Nicolás Factor escribió su vida y consiguió los medios económicos necesarios para costear los gastos de la beatificación.

A instancias del rey Carlos IV, el Papa Pío VI lo nombró (18 de diciembre de 1797) arzobispo de Zaragoza, recibiendo la consagración episcopal en Madrid el 4 de marzo de 1798. Por deseo del Papa continué ejerciendo la máxima magistratura de la orden franciscana hasta el 11 de mayo de 1806.

El 2 de agosto de 1800 el Papa Pío VII lo promovió al Arzobispado de Valencia, tomando posesión, en su nombre, Antonio Roca, canónigo de la Catedral, el 7 de noviembre inmediato. Hizo su entrada en la ciudad de Valencia el 23 del mismo mes.

Se preocupó por atender las necesidades de sus diocesanos, a quienes socorrió generosamente. Procuró, según las necesidades de las iglesias, que fueran remediadas con ornamentos y otros enseres para que el culto fuese celebrado con dignidad.

Quiso que el Arzobispado estuviese siempre abierto para todos los que desearan hablar con él.

A partir de 1808 su ministerio pastoral quedó centrado en los acontecimientos que afectaron al Reino de Valencia con la invasión de los franceses.

Como vicepresidente de la Junta Superior de Gobierno del Reino, consiguió que no hubiese daños mayores en la Ciudad y en la Diócesis.

Al ocupar la ciudad de Valencia los franceses, en vez de huir a Mallorca, como se le proponía, prefirió quedarse entre sus diocesanos, para ayudarles en la triste situación que atravesaban.

Respetado por los franceses, intercedió por el pueblo y por el clero. Se abrieron los templos y se restableció el culto, pudiendo libremente ejercer su ministerio los sacerdotes. Empleó a cuantos jornaleros le fue posible en la reedificación del Arzobispado, que se encontraba destruido, y en la reparación de las iglesias. Consiguió que muchos condenados por conspiración fueran perdonados.

Todos los sinsabores que tuvo que asumir fueron minando su salud, falleciendo en Valencia el 13 de febrero de 1813. Su entierro fue una manifestación popular, tanto de valencianos como de franceses. Sus restos mortales fueron inhumados en la capilla de la Purísima de la Catedral de Valencia.

Unos meses después de la muerte del Prelado, el 5 de julio, Valencia quedaba libre de los franceses.

Arturo Llin Cháfer
Buscador de Noticias:      Búsqueda avanzada
  PAPA FRANCISCO
Síntesis y texto íntegro en PDF
  HÉROES DE NUESTRA FE
Conoce su vida a través de archivos sonoros
Enlaces destacados
Arzobispado de Valencia
C/ Palau
Teléfono: +34 96 382 97 00
archivalencia@archivalencia.org
46003 Valencia
Fax: +34 96 391 81 20
www.archivalencia.org
©Archivalencia.org