Hoy es sábado 17 de noviembre de 2018
Menú
Inicio / La Archidiócesis / Episcopologio
Buscar
Listado por Épocas:
Listado cronológico:

D. Juan-Francisco Ximénez del Río (1796-1800)
(1796-1800)
Para proveer la diócesis de Valencia, vacante por la renuncia de Francisco Fabián y Fuero, y Antonio Despuig y Dameto, el rey Carlos IV propuso al obispo de Segovia, Juan Francisco Ximénez del Río, que fue confirmado por el papa Pío VI el 18 de diciembre de 1795.

Había nacido el nuevo Arzobispo en Oncala, diócesis de Calahorra, provincia de Logroño, el 26 de mayo de 1736. Estudió teología en Zaragoza, primero, y después en Valladolid, como colegial del mayor de la Santa Cruz.

Fue canónigo magistral de Segovia, pasando luego a ser canónigo de la Catedral de Toledo.

El 14 de febrero de 1785 fue nombrado obispo de Segovia. Durante los diez años que gobernó la Diócesis, la recorrió por dos veces en Visita Pastoral, preocupándose de la formación de los sacerdotes, de que los párrocos cumplieran con su ministerio, de la reforma de costumbres y de la educación de la niñez y juventud.

Nombrado arzobispo de Valencia, tomó posesión el 28 de febrero de 1795, por medio de su procurador, José Ribero Medrano, canónigo de la Catedral de Valencia. El 7 de agosto inmediato hizo su entrada en la Capital del Reino Valenciano.

Su bondad y disponibilidad hizo que se granjease la estima de todos los valencianos, desde el primer momento.

De su visita pastoral por la amplia geografia diocesana, encontramos en los libros de confirmaciones relación de padres e hijos al mismo tiempo, por los muchos años que transcurrían sin haberse realizado la visita pastoral en los pueblos de la Diócesis.

Fue austero en su persona y dadivoso con todos. Gran parte de las rentas episcopales las invertía en atender las necesidades materiales de sus diocesanos. Protegió de modo especial al Colegio de los escolapios, ayudando a los estudiantes pobres.

Socorrió habitualmente al Hospital General, y en una ocasión le regaló una propiedad, valorada en 25.000 duros.

Construyó caminos para comunicar la Albufera y el Grao con la Ciudad y creó puestos de trabajo montando telares para 300 trabajadores.

Durante el siglo XVIII fue la época en que mayor número de misioneros valencianos cruzaron el Océano Atlántico para evangelizar las tierras del Nuevo Mundo.

Ante las vicisitudes que sufrían el papa Pío VI, primero, y luego Pío VII, el Arzobispo envió al Vaticano la ayuda económica que le fue posible. Angustiado por la crítica situación que atravesaba la Iglesia falleció víctima de un ataque apopléjico el 1 de abril de 1880.

Fue enterrado en la Catedral de Valencia.

Arturo Llin Cháfer
Buscador de Noticias:      Búsqueda avanzada
Enlaces destacados
Arzobispado de Valencia
C/ Palau
Teléfono: +34 96 382 97 00
archivalencia@archivalencia.org
46003 Valencia
Fax: +34 96 391 81 20
www.archivalencia.org
©Archivalencia.org