Hoy es sábado 20 de octubre de 2018
Menú
Inicio / La Archidiócesis / Episcopologio
Buscar
Listado por Épocas:
Listado cronológico:

Marino (vive en 610)
A partir del reinado de Recaredo se fueron renovando las instituciones eclesiásticas. La conversión de Recaredo y del pueblo visigodo había sido sincera. El rey moría en el año 601.

El rey Witerico (603-610) pretendió restaurar el arrianismo sin conseguirlo. El clero y el pueblo, que habían abrazado el catolicismo de corazón, a pesar de la persecución se mantuvieron firmes en la fe católica. La unidad religiosa era ya un hecho y estaba llamada a imprimir carácter en la futura historia de España.

La cooperación de la Iglesia con el Estado se realizó principalmente por medio de los Concilios. Y allí es donde mejor representada se halló la Nación. Los Concilios de Toledo son la expresión de la unidad nacional. A través de los Concilios, la monarquía llegó hasta el pueblo, y éste hasta aquélla.

Los Concilios de Toledo intervinieron en la legislación y en la administración pública, definieron las normas éticas a las que debía ajustarse la actuación del poder real y sancionaron con su autoridad moral las leyes y las decisiones regias. La Iglesia así adquiría una nueva posición ante la sociedad y ante el poder civil.

Las tierras valencianas no registran en los anales de la época ningún acontecimiento notable, lo que indica que la vida ordinaria, con todos sus avatares, se desarrollaba sin grandes novedades.

Gracias a las actas de los Concilios toledanos se dispone de la serie episcopal de la diócesis de Valencia del 610 al 693.

Hay que decir que ninguno de estos prelados proporciona mayor información que la de su propia firma al pie del documento de las actas, o la del diácono que acudió a la sesión en su lugar. Es una información útil pero muy parca. De alguno de estos obispos hay alguna información adicional proporcionada por la epigrafía, pero en su conjunto no sabemos nada de la vida de ellos, de sus comunidades y de la generalidad de la población.

En el año 610 el rey Gundemaro (610-612) convocó un Concilio Provincial en Toledo. Asistieron los metropolitanos de Sevilla, Mérida, Tarragona y Narbona y 22 obispos.

En este Concilio los obispos suscribieron un documento reconociendo la primacía del obispo de Toledo sobre todas las diócesis de España. El obispo de Valencia, MARINO, firmó en octavo lugar y precediendo a siete obispos, por lo que si se firmaba por antiguedad se puede deducir que regiría la Diócesis unos diez años.

No se sabe cuántos años más estuvo al frente de la Diócesis. En caso de llegar a vivir en tiempos del rey Suintila (621-631), conocería los momentos de mayor esplendor del pueblo visigodo, en que redujo a los vascones, liberó del dominio bizantino al Algarve y expulsó a los romanos y a los judíos, llegando a ser el primer Rey de la monarquía española con derecho propio.

Arturo Llin Cháfer
Buscador de Noticias:      Búsqueda avanzada
Enlaces destacados
Arzobispado de Valencia
C/ Palau
Teléfono: +34 96 382 97 00
archivalencia@archivalencia.org
46003 Valencia
Fax: +34 96 391 81 20
www.archivalencia.org
©Archivalencia.org