Hoy es jueves 13 de diciembre de 2018
Menú
lunes 08 de octubre de 2018
Un historiador identifica las obras de caridad que llegaron a Valencia con la Iglesia a raíz de la conquista por Jaime I
Desde 1238 se fundaron más de 80 cofradías como “organismos de socorro” y de asistencia benéfico social

VALENCIA, 8 OCT (AVAN) .- El historiador valenciano Juan Martínez Vinat ha analizado las obras de caridad que se extendieron en Valencia a través de la Iglesia tras la Conquista cristiana de Valencia por el rey Jaime I en 1238 con la fundación de las primeras cofradías como “organismos de socorro” y de asistencia benéfico social.

Así, en un trabajo de investigación, en el marco de la realización de su tesis doctoral, Martínez Vinat destaca la “relación existente entre la acción espiritual y la caritativa, es decir, los fines benéficos desarrollados por las cofradías que, siguiendo los preceptos evangélicos, dieron forma y personalidad a la caridad popular valenciana a partir de la conquista cristiana del siglo XIII”.

De hecho, el origen del movimiento confraternal valenciano, “hunde sus raíces en 1238, cuando se produjo la conquista de la ciudad de Valencia”, según el historiador que destaca cómo ese mismo año, “tras la consagración de la Iglesia-Catedral de Valencia, se erigió la primera capilla de la Seo dedicada al apóstol San Jaime”.

Precisamente, en ese mismo lugar, ocho años después, en 1246, los canónigos y clérigos de la ciudad se reunieron en asociación fundando la “Confraria de Nostre Senyor Déu Jesuchrist, la Verge Maria i Sent Jacme apòstol”, la cofradía de San Jaime de Valencia, que “tiene el honor de ser considerada las más antigua de todo el territorio valenciano”, añade.

A partir de ese momento, las cofradías se crean en Valencia como “organismos de socorro que pretenden corregir situaciones de riesgo garantizando una serie de servicios (médicos, monetarios, en vestimenta o alimento, etc.) que proporcionaban cierta seguridad colectiva”.

Según Martínez Vinat, “dicho sistema asistencial debe entenderse en su contexto religioso, siguiendo las enseñanzas de Cristo de que la fe se manifiesta a través de las obras y el cumplimiento de las prácticas de misericordia”.

En su tesis doctoral, que Juan Martínez Vinat defenderá el próximo mes de noviembre, titulada “Cofradías y oficios entre la acción confraternal y la organización corporativa en la Valencia medieval” (1238-1516)”, el autor localiza cerca de 86 cofradías religiosas o devocionales desde el siglo XIII hasta principios del siglo XVI en la ciudad de Valencia.

Martínez Vinat ha pertenecido a la Universitat de València como personal investigador en formación y ha trabajado en su Departamento de Historia Medieval. Actualmente cursa también un máster en la Universidad Católica de Valencia.

En aquellos primeros tiempos tras la Conquista de Valencia, “no se establecían diferencias entre pobres y malalts a la hora de ofrecer coberturas económicas o sanitarias”.

De hecho, en la sociedad valenciana medieval “ambos vocablos referían a una misma realidad, por cuanto la enfermedad era entendida como una de las fórmulas en que se manifestaba la pobreza al arrastrar al paciente a la inactividad, quedando incapacitado para llevar a cabo la ocupación laboral que permitía su sustento diario”.

Inicialmente, los beneficiarios de la asistencia confraternal solían ser los propios cofrades y sus familiares directos aunque posteriormente se extendía de forma habitual a menesterosos ajenos a la corporación, como ejemplificaron muy bien algunas cofradías de renombre como fueron las de San Jaime, Òrfenes a Maridar o Santa María de los Inocentes y Desamparados, años más tarde.

Entre las acciones piadosas figuraban la limosna a los pobres (pagos en metálico, vestimenta o alimento), la asistencia a los enfermos, los subsidios para repatriar extranjeros, la dotación de huérfanas o viudas para el matrimonio, para la redención de cautivos y sufragio de difuntos.

“Dichas obras, como bien refieren las ordenanzas y estatutos de las cofradías medievales, derivan de las siete obras de misericordia prescritas por la Iglesia, las cuales, a su vez, se basan en un pasaje del evangelio de San Mateo”. Por ello, “la caridad popular en la Valencia medieval no debe disociarse del contexto religioso que la vio nacer: «Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; era forastero y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel y vinisteis a verme» (Mt. 25, 35-36).
AUDIO: Juan Martínez Vinat
subir nivel 
 
Buscador de Noticias
 
Diciembre 2018     « ant. |  sig. »
 L  M  X  J  V  S  D
 1   2 
 3   4   5   6   7   8   9 
 10   11   12   13   14  15  16
 17  18  19  20  21  22  23
 24  25  26  27  28  29  30
 31
 
Buscador Semanal
 
 L  M  X  J  V  S  D
 10  11  12  13  14  15  16
 
 
Búsqueda por Palabras
 
 
 
Búsqueda por Fechas
 
 
Elija una fecha Elija una fecha  
 
Búsqueda por Meses
 
 
 
Búsqueda por Años
 
 
Enlaces destacados
Arzobispado de Valencia
C/ Palau
Teléfono: +34 96 382 97 00
archivalencia@archivalencia.org
46003 Valencia
Fax: +34 96 391 81 20
www.archivalencia.org
Política de cookies 
©Archivalencia.org