Hoy es viernes 24 de noviembre de 2017
Menú
miércoles 08 de noviembre de 2017
Monseñor Esteban Escudero: “El judaísmo es la raíz de la Iglesia”
El obispo auxiliar de Valencia dirige un seminario sobre monoteísmo en la Universidad Católica de Valencia

El Instituto Universitario de Investigación en Filosofía Edith Stein de la Universidad Católica de Valencia (UCV) ha organizado un seminario sobre monoteísmo que comenzará el 24 de noviembre y se celebrará hasta el 13 de abril, los viernes por la tarde, en la sede de San Juan y San Vicente.

Su director, el obispo auxiliar de Valencia y vicecanciller de la UCV, monseñor Esteban Escudero, ha adelantado los temas en los que se va a profundizar en las sesiones, entre los que ocupa un lugar preferente el diálogo necesario de la Iglesia con el judaísmo y el islam.
 
La fe en un único Dios la profesan el judaísmo, el cristianismo y el islam. ¿Va a abordar el seminario estas tres confesiones?

Sí. Se tratará el judaísmo en su relación con Jesús de Nazaret y el cristianismo primitivo para abordar la herencia creyente de Israel, común con nuestra fe cristiana, los ritos y fiestas del calendario judío así como los movimientos religiosos del judaísmo antiguo.

Se expondrá también la teología rabínica, especialmente del español Maimónides, los desencuentros con la Iglesia cristiana y el redescubrimiento de Jesús como judío por los filósofos y teólogos judíos de los siglos XIX y XX.

Finalmente, estudiaremos el holocausto y la persecución nazi, la proclamación del Estado de Israel en 1948 y los conflictos actuales entre judíos y árabes en Palestina.
 
En las relaciones del islam con el cristianismo, ¿qué temas se van a tratar?

Intentaremos comprender la figura de Mahoma y su movimiento religioso en Arabia, principalmente en las ciudades de La Meca y Medina; la expansión militar del islam tras la muerte de Mahoma y las verdades de fe que todo buen musulmán debe profesar. Un capítulo importante será la mística en el islam y las relaciones entre cristianos y musulmanes a lo largo de la historia, especialmente a partir del documento conciliar “Nostra Aetate”.
 
¿Y en qué punto se encuentra este diálogo?

Es muy importante dialogar con el islam porque hay 900 millones de musulmanes y su relevancia es muy grande en el mundo actual, también política y culturalmente. Además, en un mundo secularizado y con una pérdida de valores creciente como el nuestro, podemos ser una fuerza común, porque Dios no hay más que uno. Así, hay que dialogar porque podemos colaborar juntos en favor de los valores trascendentes y morales que compartimos con el islam.
 
Una dificultad para este acercamiento es la confusión entre islam, islamismo y yihadismo.

Así es, por lo que hay que tener las ideas claras. Islamismo es conquistar el mundo para que se aplique la ley coránica; si esta ley se aplica a base de atentados, ya no es islamismo sino yihadismo. Sin embargo, esto no puede confundirse con la mayoría de fieles que viven y quieren vivir su fe en paz con las otras confesiones. No se puede identificar, sin más, yihadismo con islam. Es preciso hacer una reflexión más rigurosa si se quiere buscar la verdad sobre este problema del mundo actual.
 
Respecto a los judíos, el Magisterio ha subrayado que son nuestros hermanos mayores en la fe. ¿Está asumido entre los cristianos?

El judaísmo es la raíz de la Iglesia, de hecho, todo el Antiguo Testamento es judío. Hablar sobre el judaísmo no es tratar sobre una religión extraña sino sobre los orígenes de nuestra propia fe cristiana: Jesús fue judío, y la Virgen, y san Pedro, san Pablo…

En estos dos mil años de historia ha habido enfrentamientos e incomprensiones y sólo después del Concilio Vaticano II han empezado unas relaciones cordiales. No sólo queremos hablar con los judíos sino que los cristianos tenemos que convencernos de que si no entendemos el judaísmo no entenderemos nuestra fe.

Contó una vez un chiste el papa Francisco que ilustra bien esto: “Una vez en Buenos Aires conoció a un sacerdote que era ferozmente antijudío y que un día, predicando, aprovechó para meterse con los judíos. Entonces, el crucifijo del templo se descolgó, bajó Jesús y le dijo a María: Vámonos, mamá, que en esta iglesia no nos quieren”.
 
Así pues, ¿la Iglesia ha de profundizar la teología católica en el judaísmo?

Como afirma el padre franciscano Frédéric Manns, es el realismo de la encarnación quien justifica el estudio del judaísmo. Es preciso que judíos y cristianos reflexionemos profundamente sobre el porqué pudo llegarse no sólo a la separación entre la Iglesia y la Sinagoga, a finales del siglo I, sino sobre toda una larga historia de enfrentamientos, incomprensiones e incluso difamaciones.

No es una mera opinión mía, sino que el Vaticano II y el abundante magisterio de san Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, además de sus constantes gestos con los judíos, la avalan. 
subir nivel 
 
Buscador de Noticias
 
 
Buscador Semanal
 
 L  M  X  J  V  S  D
 20  21  22  23  24  25  26
 
 
Búsqueda por Palabras
 
 
 
Búsqueda por Fechas
 
 
Elija una fecha Elija una fecha  
 
Búsqueda por Meses
 
 
 
Búsqueda por Años
 
 
Enlaces destacados
Arzobispado de Valencia
C/ Palau
Teléfono: +34 96 382 97 00
archivalencia@archivalencia.org
46003 Valencia
Fax: +34 96 391 81 20
www.archivalencia.org
Política de cookies 
©Archivalencia.org